miércoles, 19 de octubre de 2011

Hurones y halcones vigilarán por 456.321€ el aeropuerto sin aviones de Castellón

Contratarán a una empresa especializada que evite la entrada de animales que pongan en riesgo las operaciones de despegue y aterrizaje.

J.R./EFE CASTELLÓ. Halcones y hurones controlarán por aire y tierra las inmediaciones del aeropuerto de Castelló para evitar la entrada de animales que puedas poner en peligro las maniobras de despegue y aterrizaje de los aviones.
La sociedad pública Aerocas ha sacado a concurso el contrato de control de la fauna y desalojo de aves y animales terrestres, con un presupuesto de 456.521 euros y una duración de tres años. Según recoge el pliego de condiciones, las condiciones geográficas, meteorológicas y ambientales del lugar en que están ubicadas las instalaciones de Vilanova Benlloch hacen “imprescindible que, por el sistema que se considere más idóneo, se proceda al control de la fauna”. La empresa adjudicataria del contrato deberá estar especializada en este tipo de trabajo y prestar sus servicios durante los periodos de vuelo a lo largo de los 365 días del año.

El equipo de control de la fauna terrestre estará formado por hurones con experiencia acreditada y que posea, al menos, ocho hurones. El grupo de desalojo de aves lo integrarán tres expertos en cetrería que deben contar con un mínimo de ocho rapaces, ubicadas de forma permanente en las instalaciones aeroportuarias de Castelló.

Según Aerocas, la experiencia en otras instalaciones demuestra que la utilización de halcones adiestrados hace descender “considerablemente” el número de aves en las proximidades de las pistas de vuelo, si bien se trata de un servicio especializado para el que el aeropuerto no tiene medios ni personal capacitado.

El método de trabajo estará encaminado fundamentalmente a establecer en los animales del entorno del aeropuerto un reflejo de rechazo hacia las áreas en que su presencia signifique algún riesgo para aeronaves o instalaciones, debido a la presencia frecuente de aves de presa y hurones.

Para no interferir en el plan de vuelo del aeropuerto, la caza con aves adiestradas se llevará a cabo antes del comienzo de cada periodo de vuelo, con un total de horas diarias que no será inferior a seis, en el periodo diurno.

Por otra parte, a solicitud de la torre de control o del departamento de operaciones, si se observa la presencia peligrosa de aves en las inmediaciones de las pistas se deberá llevar a cabo una acción disuasoria mediante la aportación personal, halcones y todos los materiales necesarios para la ejecución de los trabajos.

FUENTE: LEVANTE-EMV.COM
FECHA: 18/10/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario