miércoles, 28 de diciembre de 2011

PLC: Acceder a Internet desde los enchufes

FUENTE: CONSUMER.ES
FECHA: 18/10/2011

PLC es una tecnología que aprovecha la instalación eléctrica para crear redes internas sin necesidad de nuevo cableado


Ver la televisión en otra habitación o conectarse a Internet en cualquier enchufe son dos de las funciones que permite la tecnología PLC (Power Line Communication) aplicada al hogar, un sistema que transmite datos a gran velocidad a través de los cables eléctricos. Las compañías españolas probaron esta tecnología para vender acceso a Internet, aunque los resultados no fueron satisfactorios y se canceló su comercialización. Sin embargo, el PLC se mantiene vigente como forma de crear redes internas para compartir datos entre diferentes dispositivos, en lo que supone una manera de aprovechar todos los enchufes de la casa como posibles puntos de acceso de cada aparato. Movistar lo comercializa como una solución para las zonas del hogar donde la señal wifi no alcanza.

En la actualidad, la conexión inalámbrica se impone como forma de conectar los ordenadores y diferentes dispositivos en casa, sobre todo en estancias separadas. Sin embargo, el PLC se postula como alternativa a la conexión sin cables, en especial, en los lugares donde el wifi no conecte bien. Con el PLC no importa cuántas paredes atraviese la señal inalámbrica, sino que haya un enchufe cercano.


Desde hace un tiempo, Movistar ofrece adaptadores PLC para enlazar su conexión a Internet o Imagenio, el servicio de televisión por ADSL, con cualquier enchufe de la casa. Lo mismo que ONO con su conexión por cable o como hizo en su día la televisión de Ya.com.

Por otro lado, a partir de unos 100 euros se pueden adquirir equipos que permiten compartir la conexión a Internet a través de los routers. Se debe tener en cuenta que hay que comprar un mínimo de dos adaptadores, uno destinado al router, para que envíe la señal al circuito eléctrico, y otro al ordenador de destino, para que pueda recibirla al conectarse al enchufe.

De esta manera, se evita la emisión de radio que suponen las tecnologías inalámbricas o la canalización de un nuevo cableado, en caso de que se enlazara mediante cables Ethernet, y al mismo tiempo, se consigue un sistema que conlleva una instalación muy sencilla y que proporciona encriptación a los datos intercambiados. Sin embargo, el rendimiento del PLC depende del estado de la instalación eléctrica de la casa. El PLC actual consigue en la práctica una velocidad de transferencia menor que el wifi.


HomePlug



Por el momento, no hay un estándar único en este tipo de comunicación de datos por vía eléctrica. Varios grupos impulsan sus propias soluciones, lo que puede ocasionar incompatibilidades si se utilizan sistemas de diferentes marcas, aunque entidades como CEPCA o UPA intentan que se llegue a la coexistencia de todos los sistemas a través de sus propuestas de especificaciones.

HomePlug es una alianza de varias empresas que apuestan por el sistema de conexión PLC que lleva este nombre. Según sus especificaciones para televisión de alta definición y voz sobre IP, de nombre AV, puede alcanzar una velocidad de más de 100 megabits por segundo (Mbps), aunque todavía las velocidades son sensiblemente menores en la práctica. Por el momento, ofrece más de 70 aparatos certificados: desde adaptadores de routers hasta bases para conectar los iPod a altavoces mediante corriente eléctrica.
Por otro lado, este grupo ha lanzado la especificación "HomePlug Command & Control", que trata de dotar de una conexión de datos que consuma poca energía a dispositivos como cámaras de seguridad, sistemas de iluminación o equipos de refrigeración o calefacción, lo que simplifica el funcionamiento de las casas domóticas.


Interferencias a los radioaficionados

El PLC usa a veces la misma frecuencia que emplean los radioaficionados, por lo que se pueden producir interferencias. Las quejas de este colectivo fueron una de las razones por las que se detuvo la comercialización del acceso a Internet por PLC. Otro de los problemas prácticos de algunas instalaciones PLC son las interferencias con los electrodomésticos que consumen más electricidad, como los calentadores de agua, la lavadora o el microondas. Además, se recomienda instalar el enchufe PLC lejos de otras conexiones para que la transferencia sea eficiente. Del mismo modo, no se recomienda su uso en regletas de enchufes ni en los denominados "ladrones".


La alternativa del cable telefónico

HomePNA es una forma distinta de realizar conexiones entre dispositivos mediante cables ya instalados en una casa. En este caso no se usan los enchufes y la electricidad, sino la instalación telefónica convencional o el cable coaxial, si se ha contratado un operador de este tipo.
Al igual que sucede con la electricidad, se utilizan frecuencias diferentes a las empleadas para la transmisión de voz, el ADSL o la televisión, de forma que no se interfiera en su funcionamiento. En el mercado se encuentran diferentes adaptadores que trasladan la señal del router o de la televisión, y también receptores de televisión IP.


Como desventaja respecto al PLC, se puede citar el menor número de rosetas que suelen tener los hogares respecto a los enchufes. Sin embargo, el HomePNA puede alcanzar mayor velocidad, con una tasa de transferencia máxima teórica de 320 megabits por segundo en su versión 3.1, y permite funcionar con varias redes distintas de forma simultánea sobre el mismo cableado.
También existe otra opción si solo se dispone de cable coaxial en casa, MoCa, acrónimo en inglés de "Multimedia sobre Cable", una agrupación de empresas fabricantes de productos para esta tecnología, que permite transmitir la señal de la televisión por cable, o de Internet, a otras tomas, a una velocidad máxima de 175 megabits por segundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario